TwitterFacebookGoogleLinkedInEmail

Infantil

 

1415480030_neutral_dicisionEs en la infancia cuando el cerebro se desarrolla con mayor velocidad, estableciendo conexiones entre las neuronas que luego serán los pilares para el aprendizaje a lo largo de su vida. Cuanto antes intervenimos en un trastorno psicológico o del neurodesarrollo, mayores serán las posibilidades de que se desarrollen conexiones nuevas y eficaces, que ayuden a superar las dificultades.

Los problemas o trastornos psicológicos en los niños suelen estar relacionados con la afectación del desarrollo emocional, social y/o cognitivo e interfieren de manera significativa en su funcionamiento personal, social y académico.

Desde Neuroteca nos centramos en el tratamiento de los trastornos psicológicos de mayor relevancia, partiendo de la evaluación y elaboración de un plan de actuación personalizado y posterior puesta en práctica de las estrategias de intervención más adecuadas para la persona en concreto.

La evaluación psicológica tiene como objetivo recaudar información relevante sobre el sujeto y su entorno así como determinar los factores personales y ambientales implicados en la génesis y mantenimiento del trastorno. A partir de ahí, se genera un plan estructurado de actuación que aumente el conocimiento de que ocurre, cuales son las causas y que estrategias se pueden aprender para favorecer la adaptación personal y la reducción o eliminación del trastorno.

Problemas más frecuentes en la infancia

En la etapa preescolar (1 a 6 años):

• Problemas con la alimentación.

• Problemas con el sueño.

• Problemas con el control de esfínteres.

• Adaptación al medio escolar y al grupo de iguales.

• Problemas de conducta.

• Miedos evolutivos (a dormir solos, a personas desconocidas…).


En la etapa escolar (7 a 11 años):

• Problemas de conducta.

• Problemas de atención.

• Dificultades en la relación con los iguales.

• Trastornos de ansiedad.


Preadolescencia (12 a 14 años):

• Problemas con la imagen y la adaptación social.

• Problemas con el rendimiento académico.

• Problemas de la conducta alimentaria.

• Conductas antisociales.


Otros:

• Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

• Trastornos Específicos del Aprendizaje (Dislexia, Disgrafía y Discalculia).

• Trastornos de la Comunicación (de la expresión, de la comprensión, dislalia y disfemia).

• Trastornos del Espectro Autista (TEA).

• Trastornos por Tics.

• Trastorno Obsesivo Compulsivo.

• Trastorno Negativista Desafiante.